Narran los últimos momentos de las víctimas – Accidente Pasto

Un escalofriante relato hizo el conductor de un taxi que presenció el accidente contra la carroza ‘Sed de vida’ y en el que perecieron calcinados dos médicos y una enfermera en Pasto.

El taxista cuya identidad se mantiene en reserva, manifestó que el accidente sucedió a las 2:10 de la madrugada del pasado sábado y 3 minutos más tarde llegaron  los paramédicos de la ambulancia de Pasto Salud, cuyo conductor intentó sofocar las llamas con dos extintores que tenía el vehículo de la salud.

Agregó que fueron momentos de verdadera angustia los que se vivieron, toda vez que uno de los ocupantes del automotor que estaba en la parte trasera del vehículo estaba vivo y debido a que las puertas de carro quedaron selladas no pudo salir y murió incinerado.

“Tratamos de abrir las puestas pero las manijas estaban derretidas del calor, el joven que estaba atrás pedía  auxilio pero no se lo pudo salvar porque el carro estalló en llamas”, comentó el taxista. Añadió que del impacto una de las figuras de la carroza que estaba en la parte delantera se desprendió y cayó sobre el capó del vehículo particular que hizo que las llamas fueran más intensas.

“La única persona que se acercó al carro para auxiliar a los ocupantes del mismo, fue el conductor de la ambulancia de nombre Luis Ayala quien intentó sofocar las llamas con los extintores del carro de salud y de algunos compañeros taxistas que le pasaron para que controlara el incendio. Aclaró que por el temor a que el carro explotara ninguna persona se atrevió acercarse.

“Gracias a que el conductor de la ambulancia utilizó al rededor de 8 extintores, el carro accidentado no se quemó en su totalidad. Los bomberos llegaron 15 minutos más tarde y controlaron la situación”, dijo el taxista. Relató que una  vez fue controlado el fuego, se pudo apreciar que la única persona que llevaba puesto el cinturón de seguridad, era el conductor a quien luego lo identificaron como el médico Juan Guillermo Romo Delgado.

Estaban de celebración

Varias versiones existen en torno a que si las víctimas antes de la tragedia estaban o no consumiendo licor. Algunas personas que conocían a los profesionales de la salud comentaron que en fueron vistos por última vez en un salón de karaoke ubicado en el centro de la ciudad en donde se tomaron varias fotografías.

Lo cierto del caso es que uno de los médicos que estuvo con ellos, por razones laborales pidió a sus compañeros que lo dejaran en su residencia y minutos más tarde se enteró de la desgracia.

Frente a esta situación el exdiputado, Guillermo Romo Insuasty, padre del médico Juan Guillermo Romo, manifestó que lo que interesa en el momento es el resultado del peritazgo que deben entregar los agentes de tránsito que atendieron el caso.

Error garrafal

El líder político insistió en el error que cometieron los organizadores del Carnaval y la misma Secretaría de Tránsito Municipal es haber  permitido que las carrozas se estacionen en una vía altamente transitada y considerada como paso nacional.

“Insisto que esta vía en ningún momento pudo haber sido utilizada para exhibir las carrozas, lo ocurrido es responsabilidad de quienes lo permitieron”, comentó Romo Insuasty.

Explicó que si las autoridades permitieron que se invada este espacio, al menos a 500 metros del lugar se debieron instalar avisos a través de los cuales se alerte el peligro.

“En el sitio desde temprano se pudo apreciar que no habían vallas de protección, solo una cinta de color amarillo que impedía el paso de los vehículos, hizo falta avisos en donde se pida a los conductores reducir la velocidad”, dijo el líder político.

Esperan resultados

En al menos quince días se conocerán los resultados de las muestras enviadas a Cali,  a través de las cuales se podrá establecer el estado en que se hallaban los tres profesionales de la salud fallecidos al chocar contra una carroza. Así lo manifestó el director de Medicina Legal en Pasto, Néstor Tarazona. Dijo además que debido a la complejidad del caso, el informe forense será entregado al Fiscal que asuma las investigaciones, esto con el fin de no entorpecer las mismas.

Las muestras de sangre y líquidos corporales enviados a Cali, arrojarán con certeza si las personas fallecidas estaban en estado de embriaguez. Tarazona dijo que, “los cadáveres ingresaron el sábado en horas de la tarde a la institución, los procedimientos de necropsia se realizaron el domingo basados en los protocolos que tiene la entidad.

En este sentido la identificación de los cuerpos fue complejo ya que no habían huellas digitales por eso la identificación se hizo por cotejo de carta dental”.

Un odontólogo de Pasto Salud fue quien colaboró en analizar las cartas dentales. El médico que realizó el levantamiento de los cadáveres será quien haga el informe pericial. “Solicitamos al laboratorio de Cali que este procedimiento se realice lo más pronto posible”.

Los cuerpos de los tres profesionales de la salud,  Juan Guillermo Romo Delgado, Jairo Mora y Viviana Carolina Revela Prieto, fueron entregados a sus familiares y en la tarde de ayer en medio de escenas de dolor se cumplieron sus exequias.

Los hechos

Como se recordará el accidente se produjo en la madrugada del sábado luego que el vehículo de placas QET- 234 de Popayán colisionará de frente contra la carroza ‘Sed de vida’, elaborada por los hermanos Burbano y del impacto estallaron en llamas pereciendo calcinadas tres personas.

El accidente se registró a las 2:10 de la  mañana del sábado en el intercambiador vial Agustín Agualongo, norte de la capital nariñense, lugar en donde Corpocarnaval había previsto exhibir las carrozas que participaron del desfile del 6 de enero.

Por la conflagración quedaron reducidos a chatarra el vehículo en el que se transportaban los profesionales de la salud y el doble toque en el donde la estaba elaborada la carroza.

Tomado de Diaro del Sur

Share Button

Comments

Agregue un comentario